Cifras vs. personas

CANDELA DUATO LLUQUET.-En 3 meses de 2013 han muerto 7 mujeres a manos de sus parejas. Se asocia la violencia de género con agresiones físicas o sexuales. Pero hay que hacer especial hincapié en el hecho de que la violencia de género también es el daño psicológico. De hecho, suele empezar por ahí. Palabras y gestos, no sólo amenazas y agresiones físicas. Y no me refiero a casos como el de una mujer de Valencia que denunció a su marido por hacerle una “ruidosa ventosidad” mientras discutían. Tampoco hay que pasarse. Pero hay que tener en cuenta que la violencia empieza mucho antes de lo que se piensa, y de una manera mucho menos agresiva. Y no hay que aguantar ni media.

El verano de 2010, el Ministerio de Igualdad publicó el primer estudio sobre la situación de la violencia de género entre adolescentes. En él, se afirmaba que 1 de cada 3 chicos corría el riesgo de convertirse en un maltratador. Y se afirmaba esto teniendo en cuenta respuestas que los jóvenes daban a ciertas preguntas. No porque pegasen a sus novias, sino porque el 7.5% de los chicos reconocían que, en una o más ocasiones, habían pegado o empujado a su pareja. Y no sólo eso. Casi el 5% de las adolescentes encuestadas admitía haber sido víctima ya de algún tipo de violencia (física o psicológica) por parte del sexo opuesto. Vamos, lo normal, ¿no? O eso parece. Total, es un dato muy pequeño, ¿Qué más da? Pues sí, da. Porque por ahí se empieza.

Es un número pequeño, una cifra. Cuidado. Que sea pequeño no significa que no sea importante. La violencia no comienza con una agresión física, sino con pequeñas humillaciones. Y termina con 46 mujeres por violencia de género en 2012. Aún así, el titular de El País era: “2012 se perfila como el año con menos mujeres muertas por violencia de género”. ¡Estupendo! (Ironía). Parece como si hubiese que aplaudir la noticia.

Es cierto que se puede considerar como un dato positivo el hecho de que haya menos mujeres que mueren por esta causa. Pero desde luego esa no es la noticia. Al menos no de esa manera. No como si únicamente fuese una buena noticia por el hecho de que un número ha disminuido. Hay una parte muy negativa en ello. El hecho cierto es que 46 mujeres han muerto. Eso no es cuestión de cifras, es cuestión de personas. Niños que se han quedado sin madres y padres que se han quedado sin sus hijas. Insisto, personas. Hombres y mujeres. Jóvenes. Niños.

En 3 meses de 2013 “sólo” 7 personas han muerto por este tipo de violencia. No importa si es mucho o poco. Tampoco importa el género, la edad, o el porcentaje de denuncias. Las estadísticas no reflejan la humanidad de este tipo de sucesos violentos. Mueren personas, no cifras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s