La hermana de Pepita

CANDELA DUATO LLUQUET.-Me encantan los rumores. Te enteras de cosas que ni tú mismo sabías que habías hecho. Es como el juego aquel en el que todos los niños se colocan en círculo. Empieza la partida. El primero le dice una frase al segundo, el segundo se la repite al tercero y así sucesivamente. Un juego en el que empieza “tomate” y acaba “patata”. Nunca se termina con la misma frase que se empieza. Está demostrado. Las cadenas no funcionan.

Estás en un grupo de diez personas. Viene Pepita y te dice que Juanito le ha contado que a Fulanito le contó su primo que el viernes por la noche la hermana de Pepita había estado ligando con el tío de Juanito. Y claro. Ya no sabes si es Pepita la que se ligó al tío de Juanito, o al primo, o al perro, vamos. No te has enterado de nada. Ni tú ni nadie. Pero lo cuentan. Cada uno explica lo que ha entendido. Así que ahora ya hay nueve versiones del ligue de Pepita con Juanito. Perdón, de la hermana de Pepita con el tío de Juanito. Y cada vez hay más, porque cada vez lo comentan más personas. En realidad les da igual lo que pasó. Se aburren y recurren a hablar de cosas inciertas acerca de otras personas. Qué poco interesantes deben de ser su vidas, ¿no? O quizás sólo les gusta cotillear. Misterios indescifrables de la vida. Como cuando las mujeres van de dos en dos al baño, pero eso ya lo hablaremos otro día.

El caso es que la hermana de Pepita se entera de que se ha ligado al tío de Juanito, a Fulanito y al primo de ambos. Menuda fresca. Aunque parece que a ella no le importa. Incluso le hace gracia. Al que no le hace ninguna gracia es a su novio, que pregunta a Pepita si su hermana le ha contado que el viernes estuvo ligando con su primo. O sea, que ahora resulta que la hermana de Pepita también se ligó al primo de su novio. Primero era uno y ahora ya son cinco ligues.  Menuda nochecita. Un no parar…

Te vuelves a reunir con esas diez personas en casa de Pepita y volvéis a comentar el tema. Ahora hay todavía más caos. Si antes no entendíais nada, ahora menos. Porque, claro, Carlos le ha dicho a Juanito que Alfonso le ha contado que Marta dice que Pepita estuvo con él toda la noche. Pero tú ya no sabes quién es “él”. Si Juanito, si Fulanito, si el tío de Juanito, si el novio de la hermana de Pepita, el primo de uno o del otro… Qué mas da. Todos dicen que “están flipando”. Aunque nadie entiende nada ni saben lo que realmente pasó, no importa: “Es muy fuerte”. En ese momento pasa por el salón la hermana de Pepita y te das cuenta de que nadie se ha molestado en preguntarle a ella lo que realmente pasó. Se lo preguntas. Te contesta, te ríes y se lo cuentas a los demás. La hermana de Pepita no salió el viernes por la noche.

Anuncios

4 comentarios sobre “La hermana de Pepita

      1. jjajajajajajajajajaja GENIAL !!!! …………quizás inconscientemente pusiste “La” porque identifica mucho mejor a esta tipología de gente asidua a los chismes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s